Hablar de la formación en Estibarna es referirnos a una de las razones básicas de la existencia de la empresa. El objetivo que nos guía, sr los mejores en nuestra profesión, nos obliga a una constante renovación y puesta al día de la formación en materia portuaria. El incesante incremento de la operativa así como la consecuente incorporación de nuevo personal, hace de la formación nuestro que hacer diario y requiere de la empresa una permanente inversión en recursos, tanto humanos como económicos, para proporcionar el nivel de la calidad que desde 1997 Estibarna tiene reconocido.

Para dar una idea del volumen de nuestra formación bastará decir que en un margen de 15 años, la plantilla de estibadores ha pasado de unos 3000 a unos 800 trabajadores; sin embargo, hoy en día se está manipulando unas 15 veces más de tonelaje de mercancías. ¿Donde está el secreto? Si decimos que cada uno de nuestros trabajadores está capacitado para ejercer cuatro o cinco tareas distintas, la polivalencia funcional está claramente a la vista. Esto significa que cada trabajador debe ser formado cuatro o cinco veces en especialidades de estiba, además de la sistemática formación inicial; ello provoca que, en el tiempo, la formación de Estibarna nunca puede detenerse ya que nos obliga a ir siempre un paso por delante de nuestras necesidades operativas.